Archivo de la etiqueta: renacimiento

Breve guía de estilos del mueble antiguo: El Renacimiento (II)

Como os habíamos adelantado en la entrada anterior, hoy os traemos la guía de los estilos más habituales del mueble en España durante el Renacimiento, ¿cual os gusta más?

El mueble en el Renacimiento Español

El Renacimiento llega a nuestro país con cierto retraso. Mientras que en otros países en el siglo XVI ya estaba plenamente asentado, en España el nuevo estilo tiene que convivir con las tan asentadas formas góticas.

En primer lugar cabe destacar una importante aportación española a la historia del mueble y que nace precisamente en esta época: el escritorio o bargueño, cuyo uso se generaliza en el periodo comprendido entre los reinados de Felipe II y Felipe V. Los primeros ejemplares son de origen barcelonés y granadino, aunque se extenderán enseguida por toda la península convirtiéndose en un elemento imprescindible de las clases acomodadas. La nobleza del momento, en su afán de imitar a la monarquía, se preocupará de adquirir esta nueva tipología de mueble tanto de factura española como importándolo de otros países.

En cuanto a su origen, los estudiosos han planteado muchas teorías a lo largo de la historia. El nombre de bargueño, el más generalizado para denominar este tipo de muebles, proviene de una teoría, hoy descartada, que afirmaba se trata de una tipología que nació en la localidad toledana de Vargas.

La teoría que parece tener más coherencia en la actualidad es la que afirma que se trata de una tipo de mueble que surge de una transformación de las arcas con cajones europeas que se generalizan durante la Edad Media, que a partir de los siglos XV y XVI se adaptan a las nuevas necesidades y usos propios de la época.

foto intermedia
Detalles de los motivos decorativos de un bargueño del siglo XVI subastado en Setdart el 30 de septiembre de 2012 (Lote nº 33004850)

¿Cuales eran los usos de los escritorios?

A pesar de que el nombre de escritorio nos lleve a pensar instintivamente que se trataba de muebles para escribir sobre ellos, hay que tener en cuenta que por su tamaño y forma esto no era lo habitual. Existen algunos ejemplares habilitados para ello, pero esta era una función esporádica. Los usos más frecuentes de estos muebles son: contenedor de escrituras y documentos , contenedor de objetos apreciados por su dueño como joyas, monedas y otros objetos de colección, y la ostentación de la riqueza de la familia, que a través de la acumulación de ejemplares ( normalmente importados, ya que eran más costosos) demostraba su poder adquisitivo.

También encontramos otras tipologías como los escritorios de camino, que llevaban asas y se aligeraban con cuero y se utilizaban para el transporte de objetos, o los monetarios, concebidos exclusivamente para la colección de medallas y monedas.

Con respecto a sus formas, son muy variadas en cuanto a su estructura ( pueden llevar o no tapa, el número y la disposiciones de los cajones varía en función de la forma y el tamaño…) y en lo que concierne a la decoración. A pesar de ser una tipología de mueble propiamente española, su decoración presenta elementos tanto italianos como de los Países Bajos que se conjugan con motivos tradicionales de nuestro país, dando lugar a una gran variedad estilística, que os presentamos a grandes rasgos a continuación.

PLATERESCO (reinado de Carlos I- 1515)

El término “Plateresco” ha sido muy controvertido a lo largo de la Historia del Arte. Denominado en el pasado como un estilo, hay que tomar en la actualidad este término con cuidado, refiriéndonos a él como una forma de decoración exclusivamente. Este estilo decorativo deriva del trabajo de los plateros, asimilado durante en el Renacimiento en nuestro país en todas las artes: fachadas de edificios, pintura, muebles… Se caracteriza por ser una decoración muy profusa y minuciosa: grutescos, abundante decoración vegetal muy abigarrada, guirnaldas, estrías, animales fantásticos y bustos en medallones.

La transformación en la estructura del mueble será algo más tardía que en su decoración. Poco a poco se irá abandonando la tendencia vertical propia del gótico y se buscarán los contrastes cromáticos jugando con diferentes técnicas como el huecograbado, al que se aplican dorados, estofados, marqueterías y taraceas.

Las maderas más empleadas en la decoración plateresca son el nogal y el bog, ya que permiten el juego de contrastes de color. También se generaliza el uso de cuero (guadamecí).

Z6256-3-th

Bargueño con decoración plateresca. Siglo XVI ( www.zsierra.com)

MUDÉJAR (siglo XVI)

Se trata de otro estilo excusivamente decorativo de influencia musulmana caracterizado por motivos geométricos que se intercalan con elementos clásicos. Son habituales las marqueterías, artesonados similares a los de la arquitectura e incrustaciones de elementos cerámicos. Las maderas más habituales son el nogal y el boj, aunque también se utiliza el pino y el castaño.

54008-3

Frontal de un bargueño con decoración mudéjar vendido en Subastas Imperio el 6 de septiembre de 2012 (Lote nº 54008)

MANIERISTA ( reinado de Felipe II, 1556-1598)

Se trata de un estilo decorativo muy cuidado que conjuga elementos platerescos con motivos flamencos y franceses. Se utiliza tanto la decoración tallada como la pictórica con el uso de dorados, siempre muy elaborada y refinada. La madera de nogal sigue siendo la preferida.

HERRERIANO (reinado de Felipe II, 1556-198)

Este estilo decorativo que coincide cronológicamente con el manierista está basado en las formas arquitectónicas planteadas por Juan de Herrera en El Escorial. Se distingue por sus líneas rectas, su gran elegancia y majestuosidad. Su parte frontal está concebida como la fachada de un edificio en el que se suceden motivos derivados de los órdenes clásicos, volutas, pirámides y bolas.

columnillas-282x300Bargueño de columnillas o salmantino. Siglo XVI. Museo Sierra Pambley (León)

¿Os interesan estos muebles? Os invitamos a que visitéis nuestra sección de bargueños

                                                                                                                                                            Arce.

Breve guía de estilos del mueble antiguo: El Renacimiento (I)

El coleccionismo del mueble está adquiriendo un protagonismo cada vez mayor entre los los amantes de las antigüedades, las artes decorativas y la decoración. Su variedad estilística, tipológica y sus cualidades artísticas hacen de estas piezas pequeñas obras de arte de gran versatilidad. Si a esto le sumamos su carácter funcional nos encontramos ante un coleccionismo para disfrutar “con los cinco sentidos”, trascendiendo lo puramente contemplativo.

Por ello, en las sucesivas entradas os vamos a ofrecer una breve guía de los estilos más populares del mueble antiguo, ¿cual es el vuestro?

El mueble en el Renacimiento

A partir de los siglos XV y XVI, con el asentamiento de los postulados del Renacimiento en la cultura Europea, se produce una transformación en todas las artes a la que no escapa el mueble. Comienzan a surgir nuevas tipologías, se abandonan las formas pesadas del mueble gótico y se elimina la verticalidad como fórmula exclusiva.

En cuanto a la decoración, al igual que en las artes plásticas, la arquitectura y el resto de artes decorativas, se generaliza el uso de motivos con reminiscencias de la Antigüedad Clásica, base de la corriente renacentista. De este modo encontramos muebles decorados con acantos, follaje, motivos mitológicos, pilastras, putti, rosetones, etc.

Algunos de los estilos más representativos del mueble renacentista son:

FRANCIA

*Enrique II ( 1519-1559): estilo de mueble con decoración de tipo arquitectónico. Las maderas más utilizadas son el roble, el ébano y el nogal. Es significativa la presencia de un motivo denominado “chapelet”, característico de este estilo, que consiste en una serie de cuentas de rosario y cubos.

FRENCH-RENAISSANCE-CABINET-IN-OAK-SIXTEENTH-CENTURY-HENRI-I

 

“Buffet” de estilo Enrique II. SigloXVI (www.chestofbooks.com)

INGLATERRA

*Tudor ( 1485-1558): estilo de gran sencillez estructural propia del precedente gótico. En la decoración encontramos motivos propios de este estilo, la rosa Tudor y el llamado bulbo de melón. A partir del reinado de Enrique VIII se generalizan los bustos en medallones tallados.

*Isabelino (1558-1603): es muy similar al anterior en formas y decoración. Su novedad se encuentra en la inclusión del elemento curvo mediante arcos de medio punto y el empleo puntual de algunos elementos exóticos como las lacas chinas e indias.

elizabethan-joined-chair

 

Silla de estilo isabelino (www.brannonidh1830.wordpress.com/2011/05/18/english-renaissance/)

*Jacobino ( 1603-1649): Debido a que se trata de un periodos de crisis provocado por una guerra civil, se trata de un estilo sobrio de formas geométricas y discretos torneados.

jacobino

 

“Cupboard” de estilo jacobino. Siglo XIX. Subastado en Balclis el martes 27/05/2015 (lote nº 911)

ITALIA

El mueble italiano de este periodo tiende a la horizontalidad y en su decoración imita a los trabajos del mármol de la Antigüedad por influencia de las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en Roma. Merecen una mención especial el cassoni o arca, tipología característica de Italia, el mueble genovés, que produce una tipología de armario exclusiva de esta región, y el mueble veneciano, de carácter marcadamente ostentoso con una profusa decoración a base de orlas, arabescos e incrustaciones de marfil.

cassoni italiano

 

Cassoni policromado.Siglo XVI. Metropolitan Museum of Art (NY)

ESPAÑA

¿Qué sucede en el mueble renacentista español? En la próxima entrada os lo contamos ¡No os lo perdáis!

Os invitamos a que visitéis nuestra sección de mueble antiguo

http://www.compraventacoleccion.com/71-muebles-antiguos

                                                                                                                                                                           Arce.

 

 

La pintura de bodegones: mucho más que objetos

Hola a todos, en nuestro post de hoy vamos a hablar de un género pictórico muy extendido desde su aparición: los bodegones o naturalezas muertas. En www.compraventacoleccion.com tenemos una amplia gama de cuadros de esta temática, ¿ Quieres saber más sobre este género? Sigue leyendo!

El bodegón, término español para designar a la “naturaleza muerta” es un género pictórico que representa como elemento principal animales, flores u objetos naturales ( verduras, frutas, elementos marinos) y objetos realizados por el hombre (utensilios para la casa,artes decorativas, antigüedades, monedas ) de forma muy detallada.

En contra de lo que pueda parecer, el bodegón es un tipo de pintura que trasciende lo puramente decorativo o estético. Si bien es cierto que en los últimos años el bodegón ha sido utilizado simplemente como un tipo de pintura “decorativa”, a lo largo de la Historia del Arte la representación de naturalezas muertas y objetos ha servido de vehículo para transmitir diferentes conceptos religiosos y sociales, convirtiéndose así en un tipo de arte de fuerte carga simbólica.

oleo-sobre-lienzo-bodegon-siglo-xvii-xviii-151

Bodegón (siglos XVII_XVIII)  en óleo sobre lienzo

http://www.compraventacoleccion.com/pintura-al-oleo-antigua-sin-fecha-definida/140-oleo-sobre-lienzo-bodegon-siglo-xvii-xviii-151.html

Significado y técnica

Aunque los verdaderos orígenes del bodegón se remontan a la Antigüedad habrá que esperar hasta la llegada del Barroco para que el bodegón se convierta en un género pictórico independiente. Con una gran variedad de posibilidades, las naturalezas muertas han tenido diferentes significados a lo largo de la historia.

En el arte romano se utilizaba la representación variada de alimentos en las paredes de las casas como una forma de ostentación de las clases sociales más altas. Sin embargo, en el Antiguo Egipto estas imágenes se situaban en las tumbas, para que los difuntos tuviesen algo que comer durante su viaje al más allá.

Otro de los motivos más habituales de los bodegones es la representación de las cuatro estaciones, para lo cual se utilizaron de forma simbólica diferentes flores y frutas.

Sin embargo, el concepto que más relevancia tuvo en la pintura de bodegones es la representación de la “vanitas”. Se trata de un concepto utilizado desde el siglo XV pero que adquiere una gran relevancia a partir del siglo XVII y que hace alusión a la brevedad de la vida. En los bodegones barrocos, sobre todo en los holandeses y españoles del siglo XVII  es muy habitual encontrar una calavera, un reloj de arena, joyas y libros. Todos estos objetos representan este concepto: la fugacidad de la vida terrenal y cómo los bienes y riquezas materiales no pueden impedir la muerte, que nos alcanzará a todos.

En lo que respecta a la forma de representar estas naturalezas muertas, estamos ante un género que siempre ha sido especialmente propicio para que los artistas experimenten su habilidad técnica ya que la combinación de objetos de diferente naturaleza les permitía jugar con la composición, la luz y la representación de diferentes materiales. Fue especialmente significativa en este sentido la pintura de artistas del norte de Europa, como Jan Van Eyck, entre cuyas preocupaciones principales estaba el realismo óptico muy detallado. Estos artistas, incluyeron los bodegones en sus pinturas con un significado simbólico- en ocasiones muy profundo- siempre como algo secundario dentro de sus pinturas, ya que no será hasta el siglo XVII cuando adquiera una categoría independiente.

jan_van_eyck_detalle

Detalle de “El matrimonio Arnolfini” (National Gallery, Londres), en el que se ven representadas unas naranjas a modo de “pequeño bodegón” junto a una ventana

Es en este momento cuando adquiere un mayor grado de desarrollo y realismo. En España fue un género muy cultivado por los artistas barrocos, entre los que cabe destacar Sánchez Cotán , Zurbarán y Velázquez , que consiguieron alcanzar grandes cotas de realismo en sus pinturas.

Otra etapa de la Historia del Arte que fue muy prolífica en la representación del bodegón fue el Impresionismo, ya que se trata de una corriente cuyo principal objetivo era la investigación y la experimentación con la luz. Los bodegones de esta corriente artística, entre los que destacan los de Paul Cézzane , se pueden entender como “ejercicios” de composición, formación de los colores textura…

La evolución del arte y la llegada de las Vanguardias artísticas del siglo XX cambiaron radicalmente la forma de representación del bodegón. Siguiendo la línea de experimentación iniciada por el Impresionismo, en el siglo XX se empiezan a utilizar nuevos materiales, algunos de ellos no pictóricos, que difuminaron los límites entre lo bidimensional y lo tridimensional, construyendo un arte fuera de las tradicionales categorías de artes plásticas. Esta nueva concepción del arte nos ofrece bodegones con envases reales pegados, mezcla entre fotografías y recortes de revistas y catálogos y toda serie de elementos.

Picasso collage

“Bodegón con caña de silla”, Collage realizado por Pablo Picasso (Colección particular)

Si ya se trata de un género pictórico muy rico en cuanto a variedad de objetos que retrata, la Historia del Arte nos ha ido ofreciendo una gran variedad de formas para representar el bodegón, convirtiéndolo así en un género  de infinitas posibilidades que perdura hasta nuestros días.

Os invitamos a que visitéis nuestra página para ver los bodegones que tenemos a la venta, quizás encierren algún significado nuevo por descubrir…

http://www.compraventacoleccion.com/pintura-al-oleo-antigua-sin-fecha-definida/91-oleo-sobre-lienzo-bodegon-siglo-xvii-xviii-553.html

                                                                                                                                                            Arce.