Archivo de la etiqueta: catalina de medicis

Cajas de rapé: Pequeños objetos de distinción social

Hola a todos, el tema del que vamos a hablaros hoy está muy relacionado con las modas y las costumbres del pasado. Os proponemos hacer un viaje en el tiempo para conocer los orígenes de nuestro actual tabaco y cómo está relacionado con el coleccionismo.

La moda de esnifar rapé

El rapé ( rallado, en francés) es un preparado de tabaco molido y aromatizado cuyo consumo por vía nasal se puso de moda en Europa con los viajes españoles y portugueses a las Américas. La primera referencia al rapé la encontramos en 1493 en un escrito del religioso Ramón Pané, personaje que presenció el segundo viaje de Colón a Haití.

Esta nueva sustancia tuvo mucho éxito desde su importación y en seguida se puso de moda en la aristocracia europea, siendo su momento de máximo auge el siglo XVIII. En esta centuria la subida del precio del tabaco lo convierte en un producto aun más exclusivo y de lujo, lo que atrajo mucho más a las clases pudientes. El habito de esnifar rapé se convirtió en todo un ritual social en el que cada dama y caballero podían lucir todo el instrumental necesario: básculas para calcular las dosis,un rallador, una cucharita para coger el polvo, filtros, o incluso una pata de liebre para limpiarse los restos de tabaco tras esnifar. No obstante la verdadera protagonista de esta nueva costumbre fue la cajita o tabaquera para el rapé, que desde sus orígenes se convirtió en un objeto de coleccionismo y alcanzó un gran desarrollo artístico.

1.

Lote de cajas de rapé inglesas de porcelana subastas en Balclis el 16 de octubre de 2013 (Lote nº 842)

El coleccionismo de cajitas de rapé

Las cajas de rapé formaron parte de los objetos más preciados de cualquier caballero o dama adinerado, lo que vemos reflejado en algunos retratos de la época, en los que los retratados muestran su cajita de rapé como símbolo de distinción social.Estos personajes las coleccionaban y utilizaban un modelo u otro según la ocasión o el tipo de tabaco.

Entre los coleccionistas más populares cabe destacar figuras como la de Benedicto XIII, Napoleón, Guillermo II y Federico el Grande de Prusia, que llegó a atesorar cerca de mil quinientas cajas de oro. Además, durante su reinado impulsó una importante industria de producción de estas cajas en Berlín.

Entre las damas aficionadas al rapé destaca Catalina de Médicis, que fue una gran defensora de esta costumbre frente a sus detractores y lo utilizó con fines terapéuticos para curar la migraña de su hijo.

2.Caja para rapé de Fabergé realizada en oro, esmalte, diamantes, esmeraldas y rubí, con el monograma del zar Nicolás II. Vendida en Abalarte el 27 de febrero de 2014 (lotenº 1351)

La costumbre de coleccionar estas cajitas se ha mantenido y ha perdurado hasta la actualidad. Su variedad de formas ( algunas muy curiosas),materiales y calidad artística convierten estos objetos en piezas que se adaptan a todos los bolsillos y que han traspasado la línea del coleccionismo particular para formar parte de las colecciones de un gran número de museos de Europa.

En cuanto a los materiales, podemos encontrarlas en marfil, madera tallada, plata, oro, porcelana, carey, esmaltes o incluso en piedras duras, siendo las más cotizadas en el mercado las realizadas en este material por Johan- Christian Neuber.También alcanzan precios muy elevados las piezas francesas y alemanas del siglo XVIII que presentan miniaturas ( generalmente escenas campestres y vistas de ciudades) y que contienen la firma de orfebres consagrados. Las realizadas en oro y en plata solían estar decoradas con esmaltes y piedras preciosas, mientras que las de madera tallada solían incluir el carey. Además de su función decorativa, estas pequeñas tabaqueras tenían que mantener el rapé en unas condiciones adecuadas para el consumo, por lo que en su diseño esto debía tenerse en cuenta. Generalmente presentaban unas bisagras en la parte exterior para poder cerrar la tapa herméticamente sin que el polvo la obstruyera.

3.

Caja de rapé victoriana de madera con forma de zapato. Subastada en Christie’s Londres el 2 de julio de 2014 (lote nº263)

El tamaño también variaba en función del sexo y las necesidades del propietario, siendo las cajitas de las damas más pequeñas y fáciles de transportar. Estas cajas recibían el nombre de “journée”, ya que podían contener la cantidad necesaria de tabaco para un día. También existen otras de mayor tamaño destinadas a colocarse en una mesa situada en algún lugar destacado de la casa.

Con el paso del tiempo el rapé fue cayendo en desuso para dar paso al tabaco en cigarrillo, cuyo uso se empieza a generalizar a principios del siglo XX.

Quizá el éxito de estas cajitas se deba a su reducido tamaño y su gran variedad de posibilidades estéticas y decorativas, o quizás sea el reflejo de que seguimos necesitando estos objetos como señas de nuestra identidad.

¿Tenéis alguna cajita de rapé o algún utensilio relacionado con su uso? Os animamos a que lo compartáis con nosotros.

Arce.

En CompraventaColeccion podrás adquirir esta preciosa báscula de rapé

http://www.compraventacoleccion.com/medidas-de-peso/1902-bascula-pesar-rape.html

4.